Accesibilidad en las áreas de juego

Podemos definir que:

  “ accesibilidad en un área de juego es proveer seguridad y alternativas de juego para chicos con todo tipo de habilidad y/ó destreza.”

  Parece algo sencillo de lograr pero no lo es.

  El problema de dar accesibilidad no abarca solamente a nuestra actividad sino que la problemática está generalizada en casi todo tipo de edificios públicos ó privados, instalaciones de servicios y áreas de circulación pública en general.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que los conglomerados humanos crecieron y evolucionaron discriminando a las personas que padecen algún tipo de discapacidad.

  Para introducirnos más en el tema considero necesario citar algunos párrafos del Acta de Americanos Discapacitados :

  ¨ Ningún individuo debe ser discriminado en base a su discapacidad para el uso pleno e igual de los bienes, servicios, instalaciones, privilegios o ventajas  en cualquier lugar público ¨

  ¨…  una persona discapacitada es aquella que tiene un impedimento físico ó mental que limita substancialmente una ó más de las actividades principales de su vida … ¨

 Puede ser permanente y acompañar a la persona el resto de su vida ó ser transitoria y durar un breve lapso.

En nuestro país la Ley 10.592 en su art. 24 dice:

 ¨ Todo edificio de organismo público o privado que se proyecte en el futuro cuyo destino implique el uso del mismo por la población en general, deberán prever accesos, medios de  circulación interna e instalaciones de servicios que permitan su utilización por personas discapacitadas.¨

Al realizar observaciones en las áreas existentes se comprueba que prácticamente no existen propuestas de juego a las que puedan acceder las personas discapacitadas.

 Estos impedimentos sumado a otro sin número de obstáculos, expresadas en el olvido de ciertas pautas de servicio que deben existir, los obliga a dejar de ser posibles clientes, no porque carezcan del deseo de consumir, sino por las dificultades de accesibilidad a las que se ven sometidos.

Considero imprescindible proceder a una efectiva reforma en este campo para lo cual hago aquí una breve reseña de algunas falencias de las muchas que se advierten en áreas de juego públicas y privadas:

.- Juegos

En general, no  está contemplada la participación de personas con discapacidad ya sea por cuestiones inherentes al diseño del juego ó porque no estuvo previsto en el proyecto del área donde está instalado otras propuestas participativas.

.- Capacitación

La falta de entrenamiento adecuado del personal se pone de manifiesto en el desconocimiento de la ayuda que deben brindarle al usuario con discapacidad.

.- Señalización

No existe señalización visual y sonora  que tenga en cuenta disminuidos visuales y/o auditivos.

.- Rampas

Falta de rampas con pendiente probadamente aptas y de acceso permanente.

.- Estacionamiento

 En los estacionamientos faltan techados de protección climática y con dimensiones ajustadas al uso de sillas de ruedas.

 .- Barras auxiliares

No están previstas ,en general, barras auxiliares verticales e inclinadas para facilitar la transferencia de personas.

.- Accesorios

Falta de accesorios en los sanitarios, a una altura no mayor a 1,40m. ni inferior a 0,35m.

.- Sillas

No se dispone de sillas adaptadas a personas con discapacidad motora.

.- Zonas de descanso

Ausencia de zonas de descanso con bancos.

De lo expuesto surge como imperiosa necesidad dar una respuesta correctiva a todas las falencias actuales y a su vez iniciar una política preventiva que abarque los futuros proyectos.

Para ello es necesario implementar un conjunto de acciones, desarrolladas dentro de un marco de eficiencia y calidad, cuyo objetivo es brindar atención a todos los clientes.

Es responsabilidad de todos ayudar a establecer los lineamientos básicos que permitan, a través de acciones concretas, alcanzar esa meta.

Un planeamiento en ese sentido requiere como primera acción hacer los estudios de factibilidad necesarios, para luego en una segunda etapa comenzar con la implementación de las soluciones correctas en cada caso.

Ambas etapas deben implementarse en las siguientes áreas:

1.- Recursos humanos

2.- Barreras físicas

3.- Comunicación y señalización

La persona con discapacidad, al igual que el resto de la población exige servicios y entretenimientos. Para obtenerlos requiere de ámbitos sin impedimentos en los que se reconozcan sus necesidades.

La persona discapacitada que concurre a las áreas de juego espera  pasar un momento agradable y solo logrará satisfacción si se le brinda completa accesibilidad.

Ofrecer accesibilidad es tratar con respeto y dignidad a todos los individuos por igual.

Brindar accesibilidad es el comienzo de un camino en el que los logros se obtendrán día a día manifestándose por el reconocimiento de las personas discapacitadas al ser tratadas con el mismo respeto y dignidad que a cualquier otro.

No solo porque la ley así lo indica sino porque es una cuestión de principios no discriminar y dar un trato cortés a todos los individuos.