Gerenciamiento del riesgo – Buenas prácticas

English translation

La gestión del riesgo y la incorporación de buenas prácticas es el punto de partida de la responsabilidad corporativa. ¿Cuál es el alcance del cumplimiento de una norma o estándar? ¿Qué es una norma o estándar?

I. Cumplir con la normativa vigente  ¿es suficiente?

rules-regulacionesSi la organización cumple con las normativas vigentes en cuanto a las reglamentaciones de seguridad e higiene, códigos de construcción edilicia y otras específicas relacionadas con la actividad operativa, ¿estará adecuadamente protegida de reclamos y litigios judiciales?

La respuesta es no.

Las organizaciones y sus directivos no solo son responsables del cumplimiento de las leyes y las regulaciones sino también de aquellos daños causados por el previsible mal uso de los equipamientos, la mala interpretación de las normativas o cualquier otra fuente imaginable de errores humanos.

II.Que es una norma o estándar

Según ISO (International Organization for Standarization) la normalización o estandarización es la actividad que tiene por objeto establecer, ante problemas reales o potenciales, disposiciones destinadas a usos comunes y repetidos, con el fin de obtener un nivel de ordenamiento óptimo en un contexto dado, que puede ser tecnológico, político o económico.

Es necesario mencionar que los estándares se obtienen como resultado del proceso de normalización pero no necesariamente deben convertirse en una norma. Ambas son de uso voluntario, pero pueden ser de aplicación obligatoria si están incluidas en leyes o reglamentaciones.

La normalización o estandarización tienen como objetivos simplificar, unificar y especificar. Y como propósitos facilitar el comercio al definir las cosas, asegurar compatibilidad entre productos de distintos fabricantes, clarificar el mínimo de buenas prácticas y establecer criterios de certificación.

III. ¿Cómo se redacta una norma o estándar?

Es posible decir que una norma o estándar es un documento redactado por un grupo de personas que describe en forma consensuada como algo es o debería ser o como algo debe ser hecho o debería ser hecho.

Ese grupo de personas en general representa una diversidad de intereses en aquello a lo cual la norma se refiere (fabricantes, usuarios, organismos del estado, certificadores, etc.).

Una característica diferencial en la redacción de una norma es que esta debe ser sometida a discusión pública antes de su aprobación y divulgación definitiva. Es decir que el grupo redactor debe publicar el documento redactado y puede recibir comentarios, objeciones y sugerencias de personas fuera del grupo.

Luego de esta etapa el documento debe ser analizado y aprobado por la Institución convocante (por ejemplo ISO) previo a su divulgación definitiva.

El objetivo es que al final del proceso la norma o estándar  represente el consenso de opinión informada de algún sector de la sociedad para el cual es relevante su aplicación.

IV. Gerenciamiento del riesgo

Riesgo Es importante señalar que en lo que respecta a la evaluación  del riesgo las normas o estándares de cumplimiento obligatorio (porque están  incluidas en leyes y regulaciones) deben ser consideradas como un mínimo requerimiento a alcanzar.

Entonces, ¿es posible predecir todos los escenarios de riesgo superando el mínimo requerido?

Probablemente no, pero si se pueden reducir los riesgos  incorporando a las prácticas de la organización protocolos que excedan las regulaciones establecidas en las normativas vigentes.

Estas acciones exigen la participación de especialistas que a través de inspecciones, consultas y análisis evalúen los riesgos existentes y recomienden la incorporación de prácticas voluntarias basadas en los más altos estándares de la industria.

Si bien las leyes no exigen gerenciar el riesgo, la implementación de procedimientos para prevenir eventos ayudará a refutar falsas acusaciones de negligencia ante un incidente.

V. Ciclo de mejora continua – Circulo de Deming

El gerenciamiento del riesgo exige la aplicación de metodologías sistemáticas que incluyan acciones cíclicas para lograr la mejora continua. Sus  objetivos serán disminuir los fallos, prevenir y eliminar riesgos potenciales, aumentar la eficacia de los procesos y mejorar la eficiencia de la organización. Circulo-mejora-continua

En este sentido es de aplicación metodologías tales como el Ciclo de mejora continua o círculo de Deming o Ciclo PDCA (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar), en inglés (PHVA) Plan, Do, Check, Act.

Son 4 etapas que, implementadas en forma cíclica y basadas en normas o estándares, permiten evaluar periódicamente resultados y dar continuidad a las acciones destinadas a incorporar mejoras continuas.

Estas metodologías generan documentación que validan los altos estándares aplicados por la organización en su desempeño.

VI. ¿Que son las buenas prácticas?

Las normas o estándares describen como algo debería ser en el caso de una especificación o los mínimos requerimientos de algo para que sea aceptable (por ejemplo normas de seguridad). buenas-practicas

Es decir que establecen requisitos mínimos de cumplimiento obligatorio para ser certificado que algo cumple con lo que la norma o estándar fija.

En ningún caso recomiendan que es mejor o superior, solo describen lo que es preferible entre dos opciones, cumple o no cumple.

La aplicación de mejores prácticas debe ser considerada como un proceso continuo de mejora constante superador  del límite inferior para lo cual algo se considera aceptable.

Considerar que una norma o estándar describe una buena práctica es un error.

Muchas cosas pueden cumplir con una norma o estándar pero solo la aplicación de buenas prácticas permiten lograr niveles comparativos para considerar si algo es mejor que otro. Por ejemplo si las acciones de una organización se limitan solo a cumplir con normas o estándares de seguridad que describen el mínimo a ser alcanzado para asegurar razonable seguridad no hay incentivos para hacer cosas que podrían mejorar más la seguridad.

Si se considera que el mínimo es lo mejor entonces nada podrá superarlo.

La implementación  de buenas prácticas por el contrario es una actitud superadora con una constante búsqueda de la excelencia.