Máquinas automáticas del siglo XIX

La búsqueda de los orígenes de las cosas que nos rodean es una interesante inquietud. Ademas de satisfacer la curiosidad de cuando y para que fueron creadas permite observar su evolución en el tiempo con el fin de ponderar su real utilidad y evaluar si este desarrollo continuará en el futuro.

En  nuestra actividad, la Industria del Entretenimiento, es muy grande la variedad de máquinas automáticas disponibles. Comencemos con dos tipos de máquinas recreativas interesantes de considerar:  pinball y  video game.

Ambas  no son el resultado de un descubrimiento sino mas bien de una evolución.la confluencia de una serie de líneas de investigación que se remontan a décadas e incluso siglos atrás, cuyo objetivo fundamental es proponer constantemente nuevos entretenimientos para complacer a las personas durante su tiempo libre.

El resultado evolutivo de estas máquinas es consecuencia de dos acciones. El uso de los recursos tecnológicos disponibles al momento de la creación de cada nuevo modelo y la confluencia de una serie de líneas de investigación, que se remontan a décadas e incluso siglos atrás, cuyo objetivo fundamental es proponer constantemente nuevos entretenimientos para complacer a las personas durante su tiempo libre.

Bagatelle (1931)

Los antecesores primitivos de los pinball eran unos juegos denominados ¨bagatelle¨. Estaban constituidos por una tabla inclinada en cuya superficie había hoyos, postes, campanitas y puertas. Por este campo de juego se deslizaban bolas que al ser embocadas permitían obtener puntos. 

Este tipo de juego se explotaba comercialmente en las ferias. Tambien se usaba en los ¨parlor¨; una sala en las casas particulares destinada a recibir visitas, leer y disfrutar de otros entretenimientos, similar al playroom de nuestra época.

 Como padre del pinball se lo reconoce al Sr. Montague Redgrave quien en los documentos de su presentación, fechada  el 30 de mayo de 1871, para obtener una patente decía: ¨Hago saber que yo, Montague Redgrave, de Cincinnati, en el condado de Hamilton y el Estado de Ohio, he inventado un nuevo y Improved Parlor Bagatelle . . . . . En otras palabras decía que comunicaba la creación de un bagatelle mejorado. 

Improved Parlor Bagatelle

 

La innovación consistía en posicionar el campo de juego del bagatelle sobre un lado, mientras  en el otro lado había un canal de lanzamiento de la bola.

Esta se impulsaba al ser impactada por un vástago que se desplazaba velozmente guiado por bujes, y cuya energía la obtenía de la compresión de un resorte siendo su posterior liberación producto de la acción manual del jugador. 

 De esta forma la bola ingresaba al campo de   juego por su parte superior y debido a la inclinación del tablero se desplazaba por gravedad en un recorrido aleatorio hacia la parte inferior impactando  en su camino con postes, atravezando puertas y haciendo sonar campanitas (primitiva forma del bumper).

Este fue el pinball del siglo XIX. Similar al Baffle Ball de David Gottlieb quien, 60 años despues de la patente del Sr. Redgrave, dió comienzo a la manía del pinball con ese modelo que daba 7 bolas por un centavo en plena época de la gran depresión.

Era una máquina tipo counter top totalmente mecánica sin flipper.

Parlor Bagatelle

En octubre de 1947 aparece el primer pinball con flippers (3 pares) Humpty Dumpty fabricado por Gottlieb Co. Estos pateadores eran accionados por voluntad del jugador con lo cual se transformó el pinball en una máquina de habilidad y destreza tomando la forma mas parecida a los modelos conocidos actualmente.  

En el caso del videogame su origen es la imagen en movimiento.

Complacer el ojo humano con novedades fue el objetivo universal de hombres del espectáculo, artistas y fabricantes de juguetes desde tiempos remotos. Así, con el fin de captar imágenes en movimiento para  luego poder proyectarlas, hay un largo camino recorrido por la humanidad.

El inmediato predecesor de la televisión es sin duda alguna el cine. Y es en sus orígenes donde encontré  el que,  a mi juicio, es el video game del siglo XIX.

Kinetoscopio

Se llamaba Kinetoscopio y era un visor montado en una caja de madera vertical conteniendo una serie de bobinas sobre las que corrían 14 metros de película en un bucle continuo. La película en constante movimiento pasaba  por una lámpara eléctrica y por debajo de un cristal magnificador colocado en la parte superior de la caja de madera. Entre la lámpara y la pelícual se encontraba un obturador de disco rotatorio perforado con una estrecha ranura, se iluminaba cada fotograma tan brevemente que congelaba el movimiento de la película, ofreciendo al ojo humano unas 40 imágenes por segundo. 

La máquina se ponía en movimiento echando una moneda para activar el motor eléctrico y ofrecía un show de aproximadamente 20 segundos de duración. Fue patentada por Thomas Alva Edison el 24 de agosto de 1891.

El primer salón kinetoscope se abrió en Nueva York el 14 de abril de 1894.Contaba con 10 máquinas cada una de las cuales mostraba un tema distinto. Por ejemplo un forzudo, un combate de lucha libre, una barbería, danzas escocesas y un número de trapecio. Hacia fines de 1894 había salones de kinetoscopio abiertos en toda América del Norte y Europa. En total se vendieron unas mil máquinas antes de comenzar a decaer su popularidad.

Salón con kinetoscopio y tiro al blanco (1900)

La Industria del Entretenimiento abarca diversas actividades una de las cuales es brindar servicios. Un claro ejemplo de ello es el expendio automático de bebidas y alimentos. 

Y lo rescato en esta nota porque si bien es sorprendente la cantidad de soluciones tecnológicas implementadas para fabricar máquinas automáticas  en el siglo de la revolución industrial, no menos sorprendentes son las propuestas de aplicación comercial. Dos imágenes valen mas que mil palabras.      

Durante el siglo XIX tuvo origen el desarrollo de las máquinas automáticas. Resistidas al principio, al cabo de un tiempo y con la familiarización del gran público con las nuevas tecnologías, comenzaron a jugar un rol importante en la vida cotidiana logrando ocupar un espacio irreemplazable en la sociedad actual.

Podemos concluir que la evolución de las máquinas automáticas hasta nuestros días asegura un sostenido y constante desarrollo para el futuro.