Sensaciones

  //   by Gerardo L. Taccone   //   NOTAS  //  No Comments

Caminaba sin rumbo por la ciudad absorbido aún por la rutina diaria……Bah! un día más, pensé.

De pronto al pasar por un local los brillos de las figuras coloridas y las luces en los cabezales llaman mi atención y siento el impulso de entrar…

Decido en cual introducir la ficha. Un sonido me anuncia que la ficha ha sido aceptada, presiono el botón de crédito y ya comienzan a surgir los sonidos.

Aparece la mágica bola de acero frente al tirabolas.           bolapin

Por un momento domino mi ansiedad, pruebo los pateadores y la sensibilidad de los botones que los accionan. Levanto la vista y veo el parpadeo del display de puntaje invitandome a comenzar. Estoy listo .

Tiro lentamente hacia atrás el tirabolas y lo suelto repentinamente.

La bola sale impulsada hacia la parte superior introduciendosé en el  campo de juego rumbo a su primera aventura. Ella tiene muchas oportunidades de cambiar su curso en su rápido rodar, yo la ayudaré a tomar desiciones.

Con suaves y experimentados movimientos que provoco en el mueble a través de mis  brazos logro alterar una y otra vez su recorrido.

Murmuro, le hablo entre dientes, la insulto…Los sonidos crecen, no debo perder la concentración…

Un suave golpe de mi mano en el extremo derecho del mueble evita que la bola desaparezca enviandolá directamente al pateador. Lo acciono y la magica bola plateada queda atrapada en la V  formada entre el pateador y la corredera. Está inmóvil. Es mía.

Por un momento la acción se detiene, observo cuales luces faltan encender, necesito avanzar el multiplicador. Acciono el pateador e impulso la bola….Allá vá!

Siii..! lo logré, el puntaje avanza rápidamente, los sonidos me envuelven.

Y se produce la magia, en este instante no existe otra cosa más, solo el pinball y yo…

La bola golpea una y otra vez en los bumpers, voltea tarjetas, a vanza el bonus. Nuevamente vuelve hacia los pateadores, la impulso hacia el hoyo. Suma el bonus, la despide, rebota en un poste  y repentinamente está fuera de mi control. Se desliza con velocidad hacia abajo y desaparece.

Observo como se incrementa el puntaje en el display. Obtengo 350.000 puntos en la primera bola…..No está mal, aún hay dos oportunidades más y tal vez la bola extra.

La segunda bola está lista…Deslizo la mano en mi bolsillo y encuentro mas fichas. Aún podré permanecer un tiempo más en este mundo mágico donde reina la fantasía.

 pinball4
pinbrep pinball2